18.11.10

Top ten: Verdades 2010



Iluminismo: lo claro como representación de lo cierto.



Se acaba el oscurantismo y sobre el final del frondoso camino que es la vida encontramos esa luz maravillosa que nos estuvo esperando más allá -en la esquina- : La Verdad.

Cerca de fin de año, hay que hacer un balance, un compendio. Propongase una enumeración bien chota de fracasos para continuar con esta lógica burguesa que siempre lo obliga a pensar en cantidades.
¿Cuántas/os amantes tuvo? ¿Libros leídos? ¿Cuántos orgasmos provocó? ¿Materias aprobadas? ¿Cuánto le aumentó el alquiler?
Sino, algo que tenga un estilo naif Principito: ¿cuántas flores pudo oler? ¿Recorrió todos los mundos o sólo se quedó adentro de su caja de cartón? ¿Cuántas veces sonrió? ¿Ha llorado al ver un pájaro volando?

Ante todas estas estupideces, aquí le proponemos una vaga lista con lo más importante, las nuevas verdades que ocupan el lugar de las anteriores.
Como nos asquea tanta certidumbre y paso firme, necesitamos -nos exigimos- vomitarlas.

Acá tiene un orden deconstruido con las innecesarias e inútiles Verdades que hemos encontrado durante el 2010 y sostendremos hasta que otro año lleno de terribles certezas nos aplaste y nos obligue a realizar otro conteo. Deseamos volvernos bulímicos por tanto reflujo de seguridades.
¿Qué dogmas adquirió? Los nuestros,


  1. Clarín no es el gran diario argentino.
  2. Los putos -anormales- también quieren formalizarse -normales-.
  3. El progresismo cuando es gobierno deja de ser progresista. Y el resto, es la derecha.
  4. Los jóvenes hacen poco más que emborracharse.
  5. Provincianismo: hay política en el Tercer Mundo y en el Primero, desocupados.
  6. El mensaje es el medio y el medio son empresas con intereses del tipo Pinky y Cerebro.
  7. El Diego es El Diego.*
  8. Apoyar un modelo está mal. Criticarlo también.
  9. La tv deforma, no informa, pero forma. Usarla no destiñe.
  10. Macri era el mismo que el de los ´90. Sólo sumó un Cromañón invisibilizado.



NdEmagógica: *la única Verdad en la que estuvimos todos de acuerdo. Desde siempre, por siempre y -confiamos- para siempre.

3 comentarios:

Tortódroma dijo...

A partir de esto podés elegir como querés ser:

a) Aceptado por todos: Entonces relativizás todas tus opiniones como por ejemplo "sí, el Diego es el Diego, pero ¿viste lo que dijo la otra vez?" o "Yo no estoy a favor del Gobierno, pero hay cosas que hizo que están bien".

b) Aceptado por algunos: Afirmás tus verdades y sólo elegís ir a reuniones con personas que opinen como vos o programas de tv que tengan un lineamiento como el tuyo (como Carrió-Majul o FPV-678).

c) No aceptado por varios: Y elegís ir a programas de tv donde no te bancan los conductores, ni los que solían bancarte cuando te parabas desde la izquierda (como Pino en Grondona o TN).

d) Odiado por todos: Elegís ser Patricia Bullrich y promovés verdades según la ocasión, pero siempre mal, de la tribuna de en frente del pueblo. Por suerte, los que te apoyan son poderosos y te chupa lo que piense el pueblo porque tenés una casa en un country muy lejos de los patasucias del pueblo.

Muy bueno tu conteo. Vos seguís estando en mi top-ten de gente grosa. Vas a ser tapa de Gente, pero en una punta, cerca de los gatos tetones del año, no con Susana y Codevila.

Juan Pablo Cozzi dijo...

sobrevendrán dudas sobre los puntos:
3 y 8:
Por un lado, a no confundir rock progresivo con rock progresista. Y, en todo caso, yo pensaría en una variante ideológica: el progresismisticismo.
Y en cuanto al punto octavo: ¿apoyarse una modelo también está mal?


PD: esto es como bajarse de la calesita en movimiento. ¿Adónde quedaron mamá, papá, la hamaca y el tobogán?

Numaska dijo...

Tortódroma:
sí, claro. Si somos fotografiados al lado de Codevila es porque hemos perdido todo el glamour. No hay que permitirlo. Es mejor rodearse de tetas, siempre.

JP:
Ok a lo del misticismo progresivo/progresista. Optamos por esa variante.
Lo de la modelo debemos pensarlo. Primero debemos saber de quién se trata y ahí decidimos. No es lo mismo una Nicole Neumman que ya es madre y esos dilemas morales. Aunque, si lo pensamos un rato más....
Mamá y papá, como siempre, intentando educarnos. Y ahí, otra vez, equivocándose.